Tomé: trabajadores de la empresa textil Crossville llevan seis días en paro legal exigiendo mejoras salariales

Los Trabajadores aseguraron que en 2003 les prometieron un salario de $250 mil. 10 años después, recién están en los $230 mil.

 

Cerca de 230 trabajadores de Crossville, empresa textil con capitales norteamericano que hace 10 años llegó a Tomé, se encuentran en huelga legal hace seis días. Los funcionarios solicitan una sustantiva mejora salarial, tomando en cuenta la solidez y volumen de ventas de la compañía.

“Cuando recién comenzamos a trabajar con ellos, nos dijeron que íbamos a ser los textiles mejores pagados de Sudamérica y actualmente el sueldo promedio de todos nuestros socios es de $230 mil. Es por esto que estamos en negociación colectiva, pero como rechazamos la última propuesta de la empresa, desde el jueves pasado estamos en huela legal”, explicó José Garrido, presidente del Sindicato de Trabajadores.

En este sentido, el dirigente sostuvo que “acá hay una gran variedad de sueldos, pero el 70% de nuestros asociados están en los $230 mil. Hace 10 años nos prometieron $250 mil y hoy recién vamos en $230 mil. La última oferta de ellos era aumentar los sueldos en $20 mil, pero nosotros queremos un reajuste que llegue a los $350 mil”.

Garrido indicó que están consientes que este tipo modificaciones se deben negociar y puede tomar algo de tiempo, pero “la gente a cargo no ha mostrado interés en solucionar los problemas. Es difícil que lleguemos a un acuerdo esta semana. Además el principal responsable es un australiano que no está en Chile. Estuvo hace unos días acá, pero no tuvimos una reunión con él. Sólo recibimos un papel del presidente del directorio, el que había que firmar para aceptarlo que ellos proponían o nada y nosotros no lo aceptamos”.

Junto a esto, el presidente sindical aseveró que Crossville es una empresa realmente sólida ya que “pertenece a un holding americano y tienen ventas en Europa y Estados Unidos. Es muy fuerte y es mentira que ellos digan otra cosa. Aquí se vende una tela muy cara. El problema es que acá es barata, pero cuando llega a las bodegas del holding ahí sube mucho su valor, pues se fabrican ternos muy caros, que superan el millón de pesos”.

Esta situación se suma a lo vivido en Bellavista Oveja Tomé, donde ya van 35 personas despedidas. Situación que no pasa desapercibida en los trabajadores de Crosville. “Con Bellavista somos hermanos de leche, están pasando por un periodo crítico y también nos preocupan. Así como va, esa industria no tiene buen futuro. Somos una familia textil y esperemos puedan salir adelante”, comentó Garrido.

textilescrossville

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Escuela Sindical UDEC © 2014 All Rights Reserved

Designed by WPSHOWER

Powered by WordPress